SINGULAR

      • 1. EL BIG BANG COGNITIVO. LA ABSTRACCIÓN ORIGINAL
      • 2. UN MODELO COGNITIVO DEL MUNDO. LA “REALIDAD”
      • 3. CUERPO. EGO. TRIBUS.
      • 4. LA GUERRA DE LAS TRIBUS
      • 5. LA FUSIÓN DE LAS TRIBUS
      • 6. EL MULTI-EGO O LA ANTROPOSFERA
      • 7. EL NIM
      • 8. EL TEMPLO
      • 9. EL INFINIM
      • 10. NIMSES

      1 EL BIG BANG COGNITIVO. LA ABSTRACCIÓN ORIGINAL.

      1.1 Hace alrededor de trescientos mil años, bajo extrañas circunstancias y estímulos que hoy desconocemos, la Humanidad desarrolló la habilidad de imaginar. Por primera vez en la historia, un Ser Humano imaginó.

      1.2 Por primera vez, un Ser Humano desarrolló su consciencia, desarrolló la capacidad de concebir y evocar imágenes combinadas en su memoria [1].

      1.3 Los Humanos llamaron a estas novedosas habilidades de su inteligencia “imaginación” y “capacidad de imaginar” [2].

      1.4 La Humanidad no entiende bien cómo funciona la imaginación. Ignora totalmente la fuente de donde proviene. Por eso se anima a emplear con audacia y valentía aquello que su imaginación produce.

      1.5 El Homo sociologicus llama “realidad” a lo que resulta de combinar todos los productos de la imaginación a través del tiempo ​[3].

      1.6 La realidad, la actualidad, el presente, lo objetivo son productos del “espacio de la imaginación”. Son imágenes, ideas, pensamientos y proyectos provenientes de una mente concreta en un momento concreto. Todo esto abarca muchísimo más que el mundo percibido por los órganos de los sentidos.

      1.7 El esquema espacial de la realidad que genera un Ser Humano mediante los órganos biológicos de los sentidos es asombrosamente primitivo y rudimentario.

      1.8 Si descontamos la suma de impresiones del mundo que generamos, y las emociones creadas por nuestros órganos biológicos, aún queda un vasto universo de fenómenos complejos que no son de origen biológico. A eso llamamos “realidad”.

      1.9 El Ser Humano ha sido creado por la imaginación.

      1.10 La “realidad humana” se ha originado en la imaginación. Esto sucedió durante el Big Bang cognitivo: la revelación que tuvo lugar en ese primer acto de imaginación.

      1.11 De un chispazo nació el espacio para el pensamiento. Surgió el concepto de “uno mismo” junto con la naturaleza única del cuerpo humano, su distinción, individualidad y personalidad. Entonces surgieron el pensamiento abstracto y la capacidad de observar lo inmaterial dentro del mundo físico verificable.

      1.12 Imaginarse a uno mismo por primera vez dio lugar a la “realidad” [4], ca la comprensión, y a la sensación de la propia existencia en un espacio determinado.

      1.13 La Humanidad debe enfrentar y asumir el poder creativo y omnipotente de su propia inteligencia, esto es: la imaginación.

      1.14 La imaginación ha creado un espacio infinito: la “realidad” ilimitada.

      1.15 La abstracción es la partícula elemental de ese espacio. No proviene de nuestros sentidos corporales, es decir, no es la realidad física [5]. Proviene de lo más profundo de la mente humana. En la abstracción se fundamenta el diseño de lo que llamamos “realidad”.

      1.16 Hoy día, la Especie Humana es el resultante de una combinación de consecuencias originadas en aquel primer Big Bang cognitivo. Es el despliegue de aquella abstracción primera que antecedió al pensamiento abstracto.

      2 UN MODELO COGNITIVO DEL MUNDO. LA “REALIDAD”.

      2.1 La creación de la “realidad” ha tomado varios milenios de desarrollo en la historia de la Población Humana. La “realidad” es el resultado de ese desarrollo y representa un patrimonio indiscutible de millones de Egos a lo largo de miles de años. Es el mayor logro de la Humanidad.

      2.2 El Ser Humano llama “realidad” a todo aquello que es indiscutible. A aquello que heredó o tomó prestado. A aquello que a priori tiene un carácter contundente. A aquello que profesa la mayoría de la Humanidad.

      2.3 El Ser Humano no se pregunta por el origen de la “realidad”. Solo se interesa por sí mismo y por sus propios intereses definidos dentro de esa “realidad” existente.

      2.4 La “realidad” no es objetiva ni demostrable y no puede ser verificada de manera alguna. Solo existe dentro del espacio mental de un Ser Humano concreto.

      2.5 El contenido de la “realidad” concreta de cada Ser Humano proviene de fuentes sociales.

      2.6 La “realidad” proviene de la imaginación de los otros. Por eso a veces podemos llegar a percibirla como hostil, injusta, cruel e inclemente.

      2.7 Desde un enfoque evolutivo, la “existencia” humana es inseparable de la “realidad”.

      2.8 La Humanidad ha alcanzado el límite de esta “realidad”. Hoy la “realidad” está en tela de juicio [6], entonces, debemos cuestionarnos acerca del orden y el modo en que la “realidad” de cada persona ha evolucionado.

      3 CUERPO. EGO. TRIBUS.

      3.1 Desde el Big Bang cognitivo hasta hoy, la Persona no ha logrado ir más allá de los límites del cuerpo físico.

      3.2 La Persona vive dentro del cuerpo. Este cuerpo solo necesita de sí mismo. No tiene otro interés que sí mismo.

      3.3 El cuerpo es un antiguo portador de vida biológica, intransigente y animal. Opera a partir de un ansia fanática de vida [7] con su propio medio de percepción individual e intrínseco: el instinto. Sin formalidades, e ignorando toda apariencia, el instinto respira, corre, mata y devora.

      3.4 Limitados por sus propios cuerpos, los Humanos han existido desde mucho antes de descubrir la “Persona” y la “realidad”. Es por eso que la Persona depende del cuerpo, el cual nunca deja de exigir lo que considera necesario para sí. Todo lo que la Persona hace y crea dentro de su espacio mental deberá estar al servicio de los intereses del cuerpo.

      3.5 La “realidad” está al servicio de las necesidades del cuerpo. El Ser Humano llama “Ego” a este fenómeno.

      3.6 El Ego domina a cada Ser Humano. Esto es la piedra angular de la Humanidad.

      3.7 A lo largo de toda su historia, los Humanos han sido hábiles en sacarle provecho al Ego. Dándole un sentido extremadamente negativo, estigmatizaron a las personas indeseables. Lo hicieron en su propio beneficio.

      3.8 Los Seres Humanos han utilizado la noción de Ego para chantajear y manipular a los demás. Han sido enfáticos al acusar de egoísta a otros por la simple razón de satisfacer su propio Ego.

      3.9 El Ego es una herramienta muy poderosa de supervivencia. Un sistema de cualidades que sostiene el interés en nuestro propio bienestar. Un mecanismo biológico básico y una característica categórica de la Psique humana.

      3.10 Nadie que posea un cuerpo puede actuar por fuera de sus intereses egoístas, sea cual fuere la forma en que estos se manifiesten.

      3.11 Toda acción de todo Ser Humano en este planeta está motivada por su profundo egoísmo personal. Esto no es ni bueno ni malo, no es justo ni injusto.

      3.12 El Ego es la avidez elemental del cuerpo. No solo una avidez social y material, sino también, una avidez existencial, significativa e intencionada.

      3.13 El egoísmo suministra los componentes básicos de la Psique y se va revelando a través del deseo de consumir, satisfacer, sentirse seguro y dominar.

      3.14 La Tribu es el contexto natural del Ego. Es la única forma de existencia que los Humanos disponen desde la época del cuerpo preconsciente.

      3.15 La Tribu utiliza un sistema complejo y enrevesado de formalidades y abstracciones con el que crea una forma estable de “realidad” colectiva.

      3.16 La “realidad” de cada Tribu es única y singular, y depende de su historia y de las condiciones concretas de su existencia.

      3.17 La Tribu hace que cada Persona singular porte la “realidad” de esa Tribu particular. La Persona, motivada por su Ego individual, se vuelve entonces su agente activo.

      3.18 Solo el Ego puede hacer que la Persona luche para justificar su propia versión de la “realidad”. Se trata de un contrato social destinado a proteger los intereses de la Tribu. El fenómeno de la memoria genética y el legado intergeneracional de la cultura son atributos de este protocolo. Aquello que un simple Ser Humano imaginó alguna vez se convierte en la herencia de todos los demás. Así, la “realidad” que una persona concibe a través de su percepción simbólica y abstracta de los fenómenos se transmite a otra que, a su vez, la transmite a la Tribu como un todo.

      3.19 El conjunto íntegro de aspectos abstractos y patrones constantes de pensamiento acumulados conforman la compleja “realidad” contemporánea que sirve a los intereses de la Población Humana.

      3.20 Desde el momento en que tuvo lugar el primer acto de imaginación hasta hoy, la Persona ha venido perfeccionando y ampliando la “realidad” para satisfacer la avidez acumulativa de su bajo Ego, el cual está regido por el instinto. Para hacerlo, la Persona utiliza su entendimiento más profundo: la abstracción, y lo hace ajustándola y perfeccionándola dentro de los límites de su espacio: la Tribu.

      3.21 La primera versión de la “realidad” del “primer Humano” también dio a luz a su identidad posibilitando la comunicación y la cultura. Así, la Tribu del “primer Humano” obtuvo su primera versión de la “realidad” colectiva basada en sus propias abstracciones, ideas y modelos de objetividad. De esta manera surgieron el lenguaje, los rituales, la estructura social y el concepto de lo sobrenatural. Más tarde se alcanzaron complejidades tales como la ciencia y la alta cultura.

      3.22 La forma y estructura del Ego de un individuo concreto dependen de la dimensión del contexto en el que su Psique es capaz de inscribirse. Cuanto más grande sea el contexto con el que el Ego se asocia, tanto más complejas y socialmente ventajosas serán las estructuras de egoísmo disponibles.

      3.23 El egoísmo en forma de empatía, compasión, ayuda mutua, apoyo o sacrificio solo es posible para aquella Psique que se inscribe en la dimensión de “realidad” de una gran Tribu. Cuanto menor sea la escala de ese contexto, tanto más primitivos, destructivos, miopes y avaros serán el Ego y la Psique.

      4 LA GUERRA DE LAS TRIBUS

      4.1 Una primera versión del espacio mental humano fue creada por una pequeña Tribu en un área limitada de espacio físico. Su propósito fue identificar a la Persona como individuo dentro de un entorno desfavorable e inseguro.

      4.2 En la constante búsqueda de recursos limitados, y para asegurarse de que las necesidades físicas estuvieran cubiertas, el Ser Humano percibía a sus semejantes o bien como miembros de su Tribu o bien como elementos de un ambiente hostil que debían ser sometidos, explotados o aniquilados [8]. Esta estrategia es un algoritmo íntimamente ligado a la conducta instintiva de toda criatura que se encuentre en un ambiente competitivo. Por lo tanto, los recursos naturales limitados dentro de determinado espacio físico debían utilizarse para la supervivencia de los miembros de la Tribu.

      4.3 Cuando el espacio geográfico era abundante y fértil, las Tribus humanas crecían y mejoraban sus esquemas mentales de “realidad” para competir entre ellas [9]. Cada nueva abstracción servía para solucionar conflictos evolutivos dentro de la Tribu y para interconectarse con la estructura de actualidad imaginada por ese grupo informacional y cultural. Como resultado, aquella Tribu que tuviera una mejor versión de la “realidad” lograba ventajas competitivas sobre las demás para conquistar nuevos territorios junto con sus recursos limitados y asegurarse así supervivencia y seguridad.

      4.4 Este largo período en el que las civilizaciones se fueron desarrollando dio múltiples resultados, incluso de culturas que se excluyeron entre sí [10]. Cada cultura se convirtió en un sistema de abstracciones totalmente nuevo, único y amplio.

      4.5 Debido a la abundancia de espacios libres y a la competencia por la supervivencia de las Tribus en busca de recursos, cada novedad se implementaba de manera agresiva con fines de expansión y supresión. Una novedad que no fuera agresiva simplemente carecía de demanda.

      4.6 Las acciones estaban limitadas por el contexto de la Tribu. Esto significó un alto nivel de agresividad egoísta de los miembros de una determinada Tribu en contra de las otras. Proteger la propia versión de la “realidad” y el sistema de abstracciones era fundamental para la supervivencia. Los instintos del Ego actuaban violentamente y le negaban con vehemencia el derecho a existir a cualquier otra versión de “realidad”.

      4.7 Las abstracciones clave de esta etapa son: la idea de Dios, el jeroglífico, el signo lingüístico, la cifra, el signo monetario, la deuda, la ley y el orden, el estatus social. Así como también los conceptos de molécula, átomo, partícula elemental, quark, gravedad, onda electromagnética, célula, virus, bacteria, ADN. Apareció también el concepto matemático y filosófico de “infinito”. No se trata de una lista de descubrimientos, teorías o conceptos esenciales, sino de productos fenomenales del pensamiento abstracto de la inteligencia humana. Productos que conforman un modelo de realidad “objetiva”, o la imaginación de una realidad “objetiva” y su interfaz. Son abstracciones e ideas que funcionan como piedra angular de la “realidad”.

      4.8 El momento preciso en el que surge una idea es una revelación profunda, intuitiva, personal e íntima. Es el entendimiento de una Persona determinada.

      4.9 Una personalidad histórica particular puede convertirse en portadora de una versión mental de la realidad mucho más desarrollada que la de los miembros de su Tribu. Lo hace cuando “descubre” algo y enriquece así a toda su Tribu con una versión actualizada de la “realidad”. De este modo, toda la Tribu adquiere inmediatamente una ventaja competitiva frente a las demás al manejarse con una versión nueva y perfeccionada de la “realidad”.

      4.10 De esta manera, la mayoría de las Tribus ha adoptado diferentes idiomas, sistemas de escritura, de cómputo o monetario, diferentes tipos de armamento, religión y códigos sociales.

      4.11 A través de miles de años de continuas guerras y por medio de la supresión de Tribus más pequeñas, las Tribus que se manejaron con versiones más sofisticadas y agresivas de la “realidad” desplazaron las versiones más endebles para así afirmar las suyas en grupos cada vez más numerosos. La victoria era de los más fuertes.

      4.12 Los Humanos han ocupado casi todo el territorio del planeta. Al expandirse, la Población Humana fue condensando una multitud de “realidades” en un puñado de versiones más abarcadoras, cada una de las cuales representa los intereses de las Tribus más poderosas que triunfaron sobre el resto. Se trata de un conjunto específico de grupos lingüísticos, religiosos y culturales.

      4.13 Ninguno de los grupos que sobrevivieron es sagrado. Ninguno de ellos tiene razón. Cada uno de ellos está compuesto por millones de portadores de su propia e incondicional versión egoísta de la “realidad” con su profundo y único origen histórico.

      4.14 Estas súper Tribus sobrevivientes seguirán con su deseo de crecer y ocupar cada vez más territorio. Para lograrlo, matarán, expulsarán y someterán a otras –explícita o implícitamente–, pues así es la estrategia instintiva del egoísmo que les ha permitido sobrevivir hasta hoy.

      4.15 El Ser Humano se sigue guiando por su pequeño Ego grupal de origen animal. Las diferentes Tribus humanas continúan mirándose unas a otras a través de sus estrechas versiones de la “realidad” que excluyen todo excepto a sí mismas.

      4.16 ¡Aún es imposible ponerle fin a esta guerra entre Tribus[11]! Pero ya es tiempo de que la Especie Humana lo haga.

      4.17 Hoy más que nunca el Humano necesita de la paz para sobrevivir. Una tercera guerra mundial nuclear entre las grandes Tribus amenaza el planeta. Se está destruyendo la naturaleza. La Tierra está infestada de tumores malignos que anticipan desastres ecológicos. Una perspectiva limitada, basada en un Ego tribal, no ha supuesto hasta ahora la creación de un espacio global complejo y unificado que asegure la supervivencia de una creciente población de Humanos egoístas. La consecuencia lógica que define una mentalidad centrada en la Tribu lleva al exterminio masivo de grupos entre sí y, al mismo tiempo, a la dilapidación de recursos naturales debido a un enfoque distorsionado que solamente apunta a satisfacer las necesidades más primitivas de cada Tribu.

      4.18 La Humanidad debe unir a todas sus Tribus para sobrevivir. Para lograrlo, será necesario un modelo mental de realidad consolidado, una “realidad” común basada en un consenso común de abstracciones.

      4.19 La Humanidad necesita de una abstracción absoluta e inherente que le resulte familiar y egoísta a cada Persona en cada Tribu del mundo. Esta abstracción deberá combinar todas las versiones de “realidad” existentes y posibilitar la comunión incondicional y pacífica de todas las Tribus en una Unión Humana Global basada en los principios de racionalidad, responsabilidad mutua, benevolencia y justicia.

      5 LA FUSIÓN DE LAS TRIBUS.

      5.1 El planeta ya no cuenta con espacio suficiente para que las Tribus crezcan sin generar víctimas.

      5.2 La crisis generada por la falta de espacio, condicionada por el crecimiento hiperbólico de la población y la dispersión de las Tribus, ha dado inicio al segundo acto en el establecimiento de la Humanidad: la reducción de sus memorias diversas y de las diferentes imágenes sociales de “realidad” a un único marco de referencia.

      5.3 El Ser Humano se está alejando del modo consumista, reaccionario, expansivo, opresivo y primitivo de contacto con la realidad y con la diversidad de identidades.

      5.4 Se está dando una integración en las teorías e investigaciones acerca de todo aquello que da origen a la “realidad”, la cual es un espacio común e invisible de la existencia del Ser Humano.

      5.5 Al Ser Humano ya no le queda con quién luchar. Las personas ya no necesitan probarse entre sí. Los Humanos ya no temen reconocer su vulnerabilidad y dependencia.

      5.6 Desde aquel primer entendimiento, los Humanos no se han acercado aún ni un solo ápice a la comprensión de su origen y su propósito en la vida. Tras una serie consecutiva de descubrimientos y meta-adaptaciones, el Homo universalis ha descubierto que está parado en el límite de la historia frente a su propia naturaleza incognoscible.

      5.7 El Ser Humano ha creado una imagen flexible y universal de la “realidad” junto a cientos de millones de coautores. Tras el desarrollo constante y acelerado de las civilizaciones, esta imagen sirve a los intereses de la Persona en un mundo donde ya no existen territorios desocupados.

      5.8 El Ser Humano se identifica más como fenómeno psíquico que como organismo fisiológico. El planeta mismo, sencillo y comprensible, ha dejado de ser un mundo de interés real para las personas.

      5.9 La Persona ya no posee un cuerpo físico o, al menos, este cuerpo ya no define a la Persona.

      5.10 La única necesidad de este nuevo Ego consiste en la atención que le prestan los demás. Solo de este modo la Psique humano-social se asegura la existencia en un espacio completamente abstracto.

      5.11 El nuevo Ego tiene un cuerpo nuevo: la imagen digital [12].

      5.12 El único objetivo del nuevo Ego es percibirse a sí mismo como parte de la totalidad.

      5.13 Los portadores del nuevo Ego son aquellas personas de una Tribu Global Unificada conformada en el espacio abstracto de internet. La Psique de estos portadores opera sobre modelos digitales, virtuales y dinámicos carentes de existencia material. Estas personas son la mayoría de los habitantes del planeta y representan la Tribu particular más grande con la versión más amplia de “realidad” jamás antes creada a partir de un medio abstracto e inmaterial.

      5.14 La versión de “realidad” de una Tribu particular representa al mundo como espacio integral para la existencia de una única Población Humana Unificada en la Tierra, con tareas, desafíos y problemas sin precedentes. Esto es posible porque es la primera vez que existe semejante contexto a gran escala.

      6 EL MULTI-EGO O LA ANTROPOSFERA [13].

      6.1 La creciente Psique de la Humanidad se está enfrentando a las profundidades de una de las mayores incertidumbres en la historia universal.

      Nunca.
      Nada.
      Ni siquiera parecido.
      Ha existido.

      6.2 El Ser Humano es testigo de la evolución de su propio egoísmo. El Humano busca una manera de satisfacer su Ego dentro de una única realidad global para que la nueva Tribu abarque a toda la población de la Tierra.

      6.3 Esta nueva versión de la “realidad” requiere de una nueva abstracción básica que satisfaga al Ego humano universal. El Ser Humano necesita de una abstracción básica que abarque a toda la comunidad humana en su conjunto.

      6.4 Esta abstracción básica deberá respetar todas las bibliotecas de abstracciones básicas pertenecientes a las Tribus globales que dominaron el mundo en el pasado.

      6.5 Una abstracción básica que no tenga conflictos de principios o afirmaciones categóricas, salvo que estas sean de carácter común y universal.

      6.6 Esta abstracción básica deberá unir el conjunto de abstracciones humanas enfatizando con claridad el derecho a la vida, el derecho a la libertad, el derecho a igual acceso a la felicidad, el derecho a la igualdad entre identidades diversas, el derecho al futuro, el derecho a pedir y a dar y el derecho a ser diferente.

      6.7 Esta nueva abstracción da lugar a una “realidad” en la que los cuerpos físicos no tienen límites claros aún cuando la vida misma existe dentro de ellos. Un Ser Humano, además de vivir en una dimensión física, también lo hace en espacios digitales creados por las tecnologías en continuo desarrollo y las abstracciones en constante evolución.

      6.8 Hoy día se está desplegando un ambiente vital que existe más allá del contexto corporal o geográfico. El Ser Humano está descubriendo el verdadero significado de la empatía, de la imaginación, de su capacidad de reconstruir el contexto, del pensamiento y de la observación. El Ser Humano es capaz de sentir los intereses de los demás como si fueran propios.

      6.9 Una singular revolución del Ego tiene consecuencias colosales para la civilización: consiste en identificar la “identidad” con la “realidad”.

      6.10 “El mundo” = “Yo” [14].

      6.11 La mirada de la Persona se dirige inexorablemente hacia el interior del complejo universo de su propia Psique. El punto que determina la realidad se empieza a mover hacia “adentro” del Humano y no hacia “afuera” de él [15].

      6.12 Al cambiar el orden “interno”, el Ser Humano adquiere una realidad “externa” diferente, una realidad recién creada: la antroposfera.

      7 EL NIM.

      7.1 Por primera vez en la historia, el mundo se ha convertido en un espacio planetario unificado en el cual todos los Seres Humanos compartimos una versión común de la “realidad”.

      7.2 Hoy se está desplegando el mayor contexto de autoidentificación humana de la historia de la Humanidad.

      7.3 Por primera vez, el Ser Humano se ve a sí mismo como una partícula dentro del gigantesco cuadro de la realidad: una población que reúne a todos los habitantes de la Tierra dentro de un espacio vital unificado: la antroposfera. Esta es la era en la que el Ser Humano existe en un estado de súper conciencia dentro de un contexto común para toda la Humanidad con su amplio espectro de diversidad y ambiciones.

      7.4 Nimses le garantiza a la antroposfera una abstracción única y necesaria que posibilita la fusión global de las Tribus, la unificación de la Humanidad.

      7.5 Un nim es un minuto vivido por una persona.

      7.6 Un nim es un objeto digital único generado por una persona real.

      7.7 Un nim es una huella matemática y legalmente perfecta de la existencia de cada minuto vivido por cada persona en el universo.

      7.8 Es imposible falsificar un nim. Es imposible eliminarlo. Es imposible robarlo. Para producir un nim no se necesitan recursos intelectuales, volitivos, energéticos o sociales de ningún tipo. Simplemente, hay que vivirlo.

      7.9 Cada Ser Humano tiene derecho a tener nims por el simple hecho de haber nacido Ser Humano. Los nims de diferentes personas tienen el mismo valor.

      7.10 Un nim tiene un valor absoluto e incondicional que proviene del espacio y el tiempo limitados de una vida humana. Es una unidad digital de liquidez.

      7.11 Un nim puede ser aplicado en áreas en las que hasta hoy se han usado abstracciones semánticas creadas por generaciones anteriores: like o me-gusta en redes sociales, cripto, centavo u otras.

      7.12 Un nim capta y asegura lo que una Población Humana Unificada podría considerar como nuevo recurso natural y valor absoluto: la vida.

      8 EL TEMPLO.

      8.1 La aparición del Ser Humano sobre la Tierra dio lugar a los conceptos de consciencia, comprensión y memoria. La consciencia no es posible sin la significación.

      8.2 La vida es un proceso en búsqueda de sentido, de un objetivo último, y del intento de perfeccionamiento.

      8.3 La vida debe ser consciente de sí misma, de su propia integridad. Ningún elemento dado de la vida puede contraponerse a otro elemento suyo. La vida siempre busca una manera en la que todas sus manifestaciones se conviertan en elementos de una totalidad.

      8.4 Sobreviviendo a lo largo de milenios en sus Tribus, el Ser Humano generó un sistema sofisticado de abstracciones que forman una versión de “realidad” unánime e impecable.

      8.5 El Homo universalis, por primera vez en su historia, se ha reconocido a sí mismo completamente integrado a los demás individuos y ha comenzado a sintetizar una versión común de la “realidad”.

      8.6 El espacio geográfico es limitado. Lo que las Tribus primitivas percibían como un universo infinito ahora aparece como un espacio tangible y frágil de un planeta limitado.

      8.7 El cuerpo humano es un recipiente sagrado que contiene vida y reside en este espacio limitado y exhaustivamente explorado de la superficie del planeta Tierra.

      8.8 El planeta es limitado. Es un cuerpo celeste común que a lo largo del tiempo acoge cuidadosamente a los Humanos que, con su consciencia en constante evolución, aspiran a comprenderse a sí mismos.

      8.9 Por muy destructivo y complicado que haya sido el pasado del Ser Humano, su futuro depende íntegramente del estado del planeta.

      8.10 Nimses declara que el planeta Tierra es un Templo. El planeta entero, con todos sus detalles y matices. La Tierra es el Templo de la vida. La Tierra es el Templo del Ser Humano.
      La Tierra es el Templo de la consciencia humana, de su sentido y de su propósito.

      8.11 Toda la superficie de la Tierra está compuesta por áreas fijas y bien determinadas: los Templos.

      8.12 Cada Templo representa una parcela de Tierra con coordenadas geográficas definidas y límites inalterables.

      8.13 La Tierra está dividida en 538.560 Templos.

      8.14 Cada Templo memoriza todo lo que los seres humanos crean en su territorio. Cada Templo permite el acceso a toda su memoria y posibilita que esta sea aumentada.

      8.15 Cada Templo guarda una versión común de la “realidad” y es un contenedor eterno, indestructible e ilimitado de información que acumula las huellas de la actividad humana.

      9 EL INFINIM.

      9.1 El infinim es la unidad de valor más alta, el elemento cumbre.

      9.2 Un infinim es la representación técnica y significativa de una rareza limitada e irrefutable que expresa –lógica, antropológica, financiera y legalmente– el más alto valor.

      9.3 Un infinim equivale a la duración hipotética de una vida humana convencional: 120 años o 63.115.200 nims.

      9.4 La sociedad humana necesita de un sistema de valores para organizarse. Aquello que motiva esta necesidad está profundamente oculto en la genética del Ego.

      9.5 El sentido y la conveniencia de toda actividad económica proviene del ansia de superioridad social. Por naturaleza, es el deseo de escalar en la jerarquía social lo que promueve la actividad económica.

      9.6 Para una persona concreta resulta muy valioso todo aquello que los demás también consideran valioso. Ningún valor será exclusivamente racional o estará asegurado por su simple utilidad intrínseca.

      9.7 La psicología humana es la que determina, en primer término, la naturaleza social del “valor”. Cualquier valor material, financiero o acumulado es considerado como tal gracias a su demanda y al deseo de ser adquirido que muestre un gran número de personas involucradas en el intercambio.

      10 NIMSES.

      10.1 Nimses es una “plegaria” metafórica y unificada que todos los habitantes de la Tierra dirigen a la idea común de “Creador”. Nimses es un llamado consciente que surge desde la eternidad del Ego humano hacia su fuente pre-consciente: la Causa Suprema de su propia Existencia y su Propósito último.

      10.2 La Humanidad está madurando, se está integrando al igual que lo hacen las células cerebrales de un embrión. Por primera vez en la historia, la Humanidad está empleando su mente evolucionada para lograr un objetivo común.

      10.3 La Revelación que hoy estamos creando dice que la realidad no existe. Durante todos estos milenios, hemos sido fuente de la realidad, y ahora, por primera vez en la historia, nos estamos convirtiendo en sus creadores conscientes. Debemos empezar a ser partícipes de la comprensión de nuestro Propósito último, de nuestra causa primordial.

      10.4 Un Ser Humano es responsable de darle sentido a su propia existencia dentro de la imagen del mundo creada por otro Ser Humano.

      10.5 Al crear nuestra realidad “universal”, nos estamos creando los unos a los otros. Esta nueva versión humana de una “realidad común” consensuada nos conduce a la empatía, a la responsabilidad recíproca, a la mutua gratitud armónica y al intento consciente de usar este sistema de relaciones para el Bien común.

      10.6 Nuestra realidad es el producto artificial de las mentes de varias generaciones de habitantes terrestres proyectándose recíprocamente las mismas ilusiones.

      10.7 Ha llegado el momento de empezar a crear, consciente y deliberadamente, nuestra propia realidad utilizando el poder de nuestras mentes...

      Nimses

      • [1] Martin Heidegger, Ser y tiempo (1927)

        «La existencia humana (dasein) es posible como una invocación permanente desde el presente hacia el pasado con el objeto de reconocer patrones que sirvan para construir el futuro.»

        «La temporalidad se temporiza como un futuro que se hace presente en el proceso de haber sido.»

      • [2] Immanuel Kant, Crítica de la razón pura (1781)

        «La síntesis en general es (...) el simple efecto de la imaginación, función ciega e indispensable del alma, sin la cual no tendríamos conocimiento alguno, aunque rara vez llegamos a ser conscientes de ella.»

      • [3] Aristóteles, Metafísica (siglo IV a.C.)

        «Entonces, el acto es existencia de un objeto no en el sentido en que hablamos de lo existente en potencia. Hablamos, por ejemplo, de Hermés, que está potencialmente en la madera, y de una media línea que existe en potencia en una línea entera porque de allí es posible sustraerla, así mismo a aquel que no investiga en la actualidad lo reconocemos como sabio en potencia si es capaz de investigar. Lo que queremos decir en algunos casos se hace evidente mediante la aproximación, y no vale buscar una definición para cada objeto, sino que hay que notar en seguida la correspondencia, o sea: cómo lo construido refiere a alguien capaz de construir, de la misma manera que lo despierto refiere a lo dormido y el que está mirando a aquel que cierra los ojos pero tiene visión, lo que se ha creado a partir de esta materia, a la materia misma, lo procesado, a lo no procesado. Y en esta diferencia una parte deberá significar la realidad, y la otra, la posibilidad.» (Metafísica, 1048A30- 1048B5)

        Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Elementos de la filosofía del derecho (1820)

        «Lo que es razonable será real; y lo que es real será razonable.» (S. 7, 24; R. 20)

      • [4] Baruch Spinoza, Ética (1677)

        «1. Por causa de sí (causa sui) entiendo aquello cuya esencia contiene la existencia, es decir, aquello cuya naturaleza solo puede ser imaginada como existente.
        (…)
        3. Por sustancia entiendo aquello que existe por sí mismo en sí mismo y se representa a través de sí mismo, es decir, aquello cuya representación no necesita ser representada en otro objeto del cual formarse.»

        «La imaginación se convierte en causa de sí, causa sui que no necesita del mundo físico para engendrar lo nuevo.»

      • [5] Aristóteles, Categorías (siglo IV a.C.)

        «La sustancia, llamada así en el sentido primario y estricto de la palabra, es aquello que no se dice de ninguna otra cosa y no se encuentra en ningún sujeto. Como, por ejemplo, un hombre concreto o un caballo concreto. Y se llaman sustancias secundarias a aquellas a las cuales les pertenecen las sustancias llamadas así en el sentido primario, y en las que, si son géneros, se incluyen también las mismas especies. Por ejemplo, un hombre concreto pertenece a la especie “hombre” y el género para esta especie es “ser vivo”. Por lo tanto son sustancias secundarias; es decir, "hombre" y "ser vivo", la especie y el género.»

        «Las abstracciones, todo aquello que resulta de la abstracción, son sustancias secundarias.»

      • [6] René Descartes, Meditaciones metafísicas (1641)

        «Supondré que no fue un Dios óptimo, fuente de verdad, sino algún genio maligno, muy poderoso y propenso a mentir, quien usó toda su inteligencia para inducirme al error: voy a imaginar que el cielo, el aire, la tierra, los colores, los contornos, los sonidos y todos los objetos exteriores en general son solo trampas que vi en sueños, que fueron puestas por los esfuerzos de este genio para mi credulidad; voy a considerarme a mí mismo como un ser privado de brazos, ojos, carne y sangre, y de cualquier sentido: la posesión de todo ello, voy a suponer, corresponde a mi opinión equivocada; voy a quedar atado a esta suposición y de tal modo que aunque no pueda conocer y comprender verdad alguna, por lo menos de mí dependerá negarme a reconocer esa mentira, y así, al reforzar mi inteligencia, me salvaré a mí mismo de las mentiras de este genio por muy poderoso y hábil que sea. Sin embargo, esta decisión está llena de dificultades y mi tendencia a la ociosidad me convoca a volver al estilo de vida habitual. Parezco un prisionero que en sueños goza de libertad imaginaria pero cuando llega a comprender que está durmiendo tiene miedo de despertarse pues en el sueño se aferra a ilusiones agradables. Yo también me deslizo sin querer hacia mis viejas concepciones y tengo miedo de despertarme: por temor a que una vigilia laboriosa siga tras la tranquilidad agradable del descanso y pueda no llevarme en el futuro hacia alguna luz sino que me ponga en la oscuridad ciega de dificultades antes suscitadas.»

      • [7] Carl Gustav Jung, Anuario de investigaciones psicoanalíticas y psicopatológicas (1913)

        «Debemos llamar libido a la energía que se manifiesta en el proceso de la vida y se percibe subjetivamente como aspiración y deseo.»

        Arthur Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación (1818)

        «.. Por un lado, el mundo en su totalidad es representación, y por otro lado, es en su totalidad voluntad. Una realidad que no fuera ni lo uno ni lo otro sino un objeto en sí (en el que, por desgracia, también degeneró en Kant el objeto en sí), es un absurdo imaginado, y su suposición no es nada más que fuego presuntuoso de la filosofía.»

        Schopenhauer hace una analogía entre el hombre y el mundo. Escribe: «¿Qué es este mundo de percepciones además de ser mi representación? Solo comprendido por mí de una manera, o sea, como representación, ¿no será, al igual que mi cuerpo, comprendido por mí ambiguamente, no será por un lado representación y por otro, voluntad?»

        «La esencia de los fenómenos y de las acciones de su cuerpo que no comprenda también la llamaría fuerza, característica, carácter –como sea—, pero no sabría nada de ella. En realidad, todo esto no es así; al contrario, el sujeto de conocimiento que actúa como individuo tiene la palabra para la solución, y esta palabra reza voluntad. Esto, y solo esto, le da la clave de su propio fenómeno, le descubre el significado, le muestra el mecanismo interior de su ser, de su obrar, de sus movimientos. Al sujeto de conocimiento, que debido a su equivalencia con el cuerpo actúa como individuo, este cuerpo le fue dado de dos maneras totalmente diferentes: primero, como representación en la contemplación de la razón, como objeto entre objetos sometidos a sus leyes; pero, al mismo tiempo, le fue dado de una manera totalmente diferente, o sea, como algo conocido directamente por cada uno y definido por la palabra voluntad. Cada acto verdadero de voluntad, inmediata e inevitablemente, es también movimiento de su cuerpo: efectivamente, el sujeto no puede desear este acto sin notar al mismo tiempo que se revela en los movimientos corporales. El acto volitivo y los movimientos corporales no son dos estados comprendidos objetivamente y unidos por la causalidad, no se encuentran en la relación de causa y efecto, sino que representan la misma cosa pero dada de dos maneras totalmente diferentes, por un lado de manera inmediata, y por el otro, en la percepción del entendimiento.»

      • [8] Carl Schmitt, El concepto de lo político (1932)

        «La diferencia política específica a la cual pueden reducirse todas las acciones y motivos políticos es la diferencia entre amigo y enemigo (...) el sentido de diferencia entre amigo y enemigo consiste en determinar el grado máximo de intensidad de una unión o división, de una asociación o disociación. Esta diferencia puede existir teórica y prácticamente independientemente del hecho de si se usan al mismo tiempo todas aquellas diferencias morales, estéticas, económicas u otras. No es necesario que el enemigo sea moralmente malicioso, no es necesario que sea estéticamente horrible, no es necesario que sea un competidor económico, tal vez hasta sea ventajoso hacer negocios con él. Sencillamente es el otro, el extraño, y para su esencia será suficiente que sea existencialmente distinto y extraño en un sentido muy intensivo para que en una situación extrema sean posibles conflictos que no puedan resolverse ni mediante las normas generales establecidas de antemano, ni por la sentencia de un tercero “ajeno” y por ello “imparcial”.»

        Thomas Hobbes, Leviatán (1651)

        «Y aunque exista cualquier número de personas, sin embargo, si cada uno solo se rige en sus acciones por sus juicios particulares y por sus aspiraciones particulares, no se podrá esperar protección y defensa ni contra un enemigo común, ni contra las injusticias causadas recíprocamente. Ya que, no acordando en las opiniones en cuanto al mejor uso y aplicación de sus fuerzas, los individuos de esa multitud no se ayudan mutuamente sino que se obstaculizan entre sí y, mediante esta oposición recíproca, reducen a la nada sus fuerzas; por esto, son fácilmente sometidos por un enemigo menos numeroso pero más unido, además, por otra parte, en ausencia de un enemigo común luchan entre sí motivados por intereses particulares. En efecto, si pudiéramos imaginar una gran multitud de personas que concuerden en observar la justicia y otras leyes naturales pero en ausencia de un poder común que les mantuviese en orden, podríamos de la misma manera suponer que lo mismo sucedería con toda la humanidad y entonces no existiría ni habría necesidad alguna de un gobierno civil o Estado, ya que entonces existiría la paz sin sujeción de ningún tipo. Y esto se repetiría una y otra vez. Para la seguridad que los hombres quisieran que durase a lo largo de su vida no es suficiente que sean gobernados y dirigidos por una voluntad común durante un tiempo limitado, por ejemplo, durante un combate o una guerra. Ya que aunque venzan a un enemigo extranjero gracias a sus esfuerzos unánimes, sin embargo, después, cuando el enemigo común ya no exista o cuando algunos consideren como enemigo a aquel a quien otros consideren amigo, a fuerza de esta diferencia de intereses, volverán a separarse y otra vez se enfrentarán en una guerra interna.»

      • [9] Thomas Hobbes, Leviatán (1651)

        «Los hombres son iguales por naturaleza (...) La igualdad causa desconfianza mutua (...) La desconfianza mutua provoca guerra.»

        «En ausencia del Estado civil siempre tiene lugar una guerra de todos contra todos. Por ello es evidente que mientras los hombres vivan sin un poder común que los mantenga atemorizados, se encontrarán en un estado que se llama guerra, y más concretamente en un estado de guerra de todos contra todos. Ya que la guerra no es solamente combate o acción bélica, sino que se da en un intervalo de tiempo a lo largo del cual se manifiesta la voluntad de lucha mediante combates. Por esta razón, el tiempo deberá ser incluido en la noción de guerra al igual que en la noción de tiempo climático. Como la noción de tiempo húmedo, que no consiste de una o dos lluvias sino que se trata de la propensión de que estas lluvias sucedan durante varios días seguidos, así la noción de guerra no consiste en los combates que tienen lugar sino en la disposición a que estos sucedan durante todo aquel tiempo en el que no haya seguridad de lo contrario. En el tiempo restante, hay paz.

        Es la incomodidad de una guerra semejante. Por ello, todo lo que es característico en un período de guerra, cuando cada uno es enemigo del otro, es característico también para aquel tiempo cuando los hombres viven sin garantía alguna de seguridad excepto aquella que les sea dada por su propia fuerza física e invención. En tal situación no hay lugar para el trabajo puesto que a nadie se le garantizan frutos por su labor, y por ello no hay agricultura, navegación, comercio marítimo, edificación comfortable, no hay medios de transporte y desplazamiento de objetos que requieren mucha fuerza, no hay conocimientos acerca de la superficie terrestre, sistema cronológico, arte, literatura, no hay sociedad; y, lo que es peor de todo, hay un miedo constante y el peligro de muerte violenta es permanente, y la vida del hombre es solitaria, pobre, lúgubre, estúpida y breve. (...)

        En una guerra semejante nada puede ser injusto. Un estado de guerra de todos contra todos se caracteriza también por el hecho de que en este estado nada podrá ser injusto. La noción de lo correcto y lo incorrecto, de lo justo e injusto no tienen lugar. Donde no haya poder común, no habrá ley, y donde no haya ley no habrá justicia. En la guerra, la fuerza y la perfidia son dos virtudes fundamentales. (...)

        Pasiones que llevan a los hombres a la paz. Las pasiones que hacen que los hombres aspiren a la paz son el miedo a la muerte, el deseo de poseer objetos necesarios para una buena vida, y la esperanza de poder adquirirlos gracias a su trabajo. Y la razón sugiere las condiciones adecuadas de paz en cuya base los hombres podrán llegar a un acuerdo.»

      • [10] Samuel Phillips Huntington, ¿Choque de civilizaciones? (1993)

        «La política mundial está empezando una nueva fase y los intelectuales prevén varias versiones referentes a su imagen futura: el fin de la historia, el retorno a la rivalidad tradicional entre Estados nacionales, la decadencia de los Estados nacionales debido a la tensión entre tendencias opuestas: el tribalismo y el globalismo. Cada una de esas versiones capta diferentes aspectos de la realidad que está emergiendo. Pero al mismo tiempo se está perdiendo de vista el aspecto más sustancial y fundamental del problema.

        Creo que en el mundo que está emergiendo, la fuente principal de los conflictos ya no será ni la ideología ni la economía. Las fronteras más importantes que dividen a la humanidad y las fuentes de conflictos que prevalecerán serán determinadas por la cultura. El Estado nacional seguirá siendo el actor principal en los asuntos internacionales, pero los conflictos más significativos de la política global surgirán entre naciones y grupos pertenecientes a civilizaciones diferentes. El enfrentamiento de civilizaciones se convertirá en el factor dominante de la política mundial. Las líneas divisorias entre civilizaciones serán líneas de futuros enfrentamientos.»

      • [11] Immanuel Kant, La paz perpetua (1795)

        «(...) Una guerra aniquiladora en la que puedan ser exterminadas ambas partes y, junto con ellas, la anulación de todo derecho, solamente haría posible una paz eterna en el cementerio gigantesco de la humanidad.»

        «(...) La razón, desde la altura del máximo poder moral legislador, sin duda, acusa a la guerra como procedimiento ilegal y, al contrario, obliga de inmediato a mantener el estado pacífico entre los hombres, estado que, sin embargo, no puede ser establecido o garantizado sin que exista un pacto celebrado entre los pueblos. Por ello deberá existir una federación de carácter especial que podamos llamar federación pacífica (foedus pacificum) y que sea diferente del pacto de paz (pactum pacis) puesto que el último aspira a poner fin a una guerra mientras que la primera, a todas las guerras y para siempre. El objetivo de esta federación no consiste en adquirir poder estatal sino en mantener y garantizar la libertad del Estado para sí mismo y, simultáneamente, para los otros Estados de la federación, lo cual no crea para dichos Estados necesidad (igual a los hombres en su estado natural) de obedecer a leyes políticas y a una coacción legal. Es posible demostrar la viabilidad (realidad objetiva) de esta idea de federación que deberá abarcar paulatinamente a todos los Estados y llevar, de esta manera, a una paz eterna.»

      • [12] George Berkeley, Tratado sobre los principios del conocimiento humano (1710)

        Existir significa “ser percibido” o “esse est percipi”. Existir significa tener atención digital.

        «Digo que la mesa sobre la que escribo existe; esto es: la veo y la siento. Y si yo estuviera fuera de mi estudio diría que la mesa existe, en el sentido de que, si yo volviera a mi estudio, la percibiría, o que algún otro espíritu, de hecho, la percibiría. Había un olor: esto es, fue olido; había un sonido: es decir, fue oído; un color, una figura: estos fueron percibidos por la vista o por el tacto. Esto es todo lo que puedo entender cuando se emplean este y otro tipo de expresiones semejantes. Porque lo que se diga de la existencia absoluta de cosas nunca antes pensadas sin ninguna relación con el hecho de ser percibidas, resulta totalmente ininteligible. Su esse es su percipi; y no es posible que posean existencia de ningún tipo afuera de las mentes o cosas pensantes que las perciben.»

      • [13] V.I. Vernadski. El pensamiento científico como fenómeno planetario (1977)

        Al aceptar la idea de evolución de la biosfera, Vernadski también cambió su punto de vista con respecto a las actividades tecnológicas de la humanidad. Llegó a considerarlas como una etapa evolutiva en el desarrollo de la biosfera gobernada por la ley. Creía en la fuerza de la razón humana y supuso que el pensamiento de los científicos superará los resultados negativos de la tecnogénesis y asegurará, en el futuro, la transformación racional (en lugar de la aniquilación) de los componentes naturales de la biosfera, para máxima satisfacción de las demandas materiales y espirituales de la humanidad, que está creciendo cuantitativamente. Este futuro estado evolutivo de la biosfera de la Tierra fue designado por Vernadski como “noosfera” (“noos”=”razón” en griego), la esfera de la razón (término introducido ya en 1922 por el filósofo y matemático francés Édouard Le Roy).

        «Se puede tener un cuadro de la evolución de la biosfera empezando en el Algonquino, y más nítidamente desde el período Cámbrico a lo largo de 500 – 800 millones de años. La biosfera pasó a un nuevo estado de evolución más de una vez. Nuevas manifestaciones geológicas que no habían existido antes surgieron, por ejemplo, en el período Cámbrico, cuando aparecieron grandes organismos con esqueletos de calcio; o en el período Terciario (tal vez, a finales del período Cretácico), hace unos 15 – 18 millones de años cuando se formaron nuestros bosques y estepas y se desarrolló la vida de los grandes mamíferos. Ahora mismo estamos viviendo algo semejante, durante los últimos 10 – 20 mil años, cuando el hombre, al elaborar el pensamiento científico en su ambiente social, está creando en la biosfera una fuerza geológica nueva, la cual antes no existía. La biosfera pasó o, mejor dicho, está pasando a un estadio nuevo de evolución –noosfera– y está siendo transformada por el pensamiento científico de la humanidad social.»

        «Podemos ver claramente que es el comienzo de un movimiento espontáneo, de un proceso natural que no puede ser interrumpido por ningún accidente de la historia humana. Aquí y ahora, tal vez por primera vez en la historia, se revela tan nítidamente la unión de los procesos históricos con la historia paleontológica de revelación del Homo sapiens. Este proceso de repoblación total de biosfera por parte del hombre está condicionado por el desarrollo de la historia del pensamiento científico y está unido indisolublemente con la velocidad de las relaciones, con el éxito de la tecnología del transporte, con la posibilidad de transmisión momentánea del pensamiento, dado que puede ser considerado en todo el planeta al mismo tiempo.

        La lucha que se está llevando en contra de esta corriente histórica hace que sus adversarios ideológicos se sometan a ella. Las formaciones estatales que no reconocen las ideas de igualdad y unión de todas las personas tratan, sin escrúpulos, de frenar todas sus manifestaciones espontáneas, pero no dudemos de que estos sueños utópicos podrán ser realidad de una manera contundente. Esto se revelará inevitablemente en algún momento, tarde o temprano, ya que la transformación de la biosfera en noosfera es un fenómeno natural, más profundo y potente que la historia de la humanidad. Este proceso requiere que la humanidad se manifieste como algo íntegro. Es su premisa esencial.

        Es una nueva etapa en la historia del planeta que no permite que su pasado histórico sea utilizado para hacer comparaciones sin realizar ninguna enmienda. Porque esta etapa está creando algo sustancialmente nuevo en la historia de la Tierra, no solo en la historia de la humanidad.

        Es la primera vez que el ser humano ha comprendido realmente que es un habitante del planeta y puede –debe– pensar y actuar en una nueva perspectiva, no solo desde el lugar de una personalidad, una familia o especie concreta, de Estados o de sus uniones, sino también desde un punto de vista planetario. El ser humano, al igual que todos los organismos vivos, puede pensar y actuar en el aspecto planetario solo en la esfera de la vida: en la biosfera, en cierta capa terrestre con la cual está vinculado indisoluble y naturalmente y de la cual no puede irse. La existencia del ser humano es una función de la biosfera. La lleva consigo siempre. E inevitablemente la está modificando todo el tiempo.»

        Pierre Teilhard de Chardin, El fenómeno humano (1955)

        «La humanidad, llevada por un oscuro instinto, aspira a salir de los límites estrechos de su cuna y habitar toda la tierra.

        El pensamiento se convierte en multitud para apoderarse de todo el espacio habitable por encima de cualquier otra forma de vida. En otras palabras, el espíritu teje y despliega las capas de la noosfera.

        En la aspiración de aumentar y organizar la expansión se reducen y, definitivamente, se expresan –para todo aquel que sepa ver– toda la prehistoria y toda la historia de la humanidad desde de sus orígenes y hasta nuestros días.»

        «¿Será el universo, por necesidad, un valor homogéneo si las vueltas de su espiral, cada vez más ascendente, perdieran en cierto grado su realidad, su consistencia? Su esencia solo podrá ser suprafísica y no infrafísica para mantener la unión con todo el resto, una esencia todavía innombrada que debería ser revelada al mundo por la combinación gradual de los individuos, los pueblos y las razas. Hay una realidad, conformada por la asociación viva de partículas pensantes, que existe y debe ser concebida como más profunda que el acto general de visión en la que se expresa, más importante que la potencia general de acción de la cual surge por un cierto tipo de autoconocimiento.

        ¿Acaso quiera decir esto (una cosa bien posible) que el tejido del universo, al hacerse pensante, todavía no haya acabado su ciclo evolutivo y que, en consecuencia, estamos dirigiéndonos hacia un nuevo punto crítico situado más adelante? Pese a sus nexos orgánicos, que podemos encontrar por doquier, la biósfera todavía solo ha formado una unidad de líneas divergentes, libres en sus extremos. Bajo el efecto del pensamiento y de los repliegues que se implican, la noosfera aspira a convertirse en un sistema cerrado en el que cada elemento separado ve, siente, y sufre de la misma manera que todos los demás y al mismo tiempo.

        Es una sustancia armonizada de conciencias equivalente a una suerte de superconciencia. La tierra no solo va cubriéndose por miríadas de granos de pensamiento sino que también va envolviéndose en una capa pensante común que forma funcionalmente un enorme grano de pensamiento a escala espacial. La multitud de pensamientos individuales se agrupa y se intensifica en el acto de un pensamiento unánime.»

      • [14] Platón, Filebo (siglo IV a.C.)

        «Sócrates:
        ¿Acaso no diremos que en nuestro cuerpo hay alma?
        Protarco:
        Claro que sí.
        Sócrates:
        ¿Y de dónde, mi querido Protarco, la ha adquirido si el cuerpo del universo no fuera animado, y no contuviera en sí lo mismo que contiene nuestro cuerpo, y, además, otros aspectos más maravillosos?
        Protarco:
        Claro que no hay otro lugar de dónde pueda adquirirla, Sócrates.»

        Platón, Timeo (siglo IV a.C.)

        «Al decir esto volvió a verter en el recipiente, en el que con anterioridad había mezclado el alma del universo, los restos anteriores de la mezcla y los mezcló de casi la misma manera, aunque ya no eran igual de puros, porque tenían una pureza de segundo y tercer grado. Una vez que hubo compuesto el total, lo dividió en una cantidad de almas igual a los cuerpos celestes y las distribuyó en cada astro. Después de colocarlas en una suerte de carruaje, les mostró la naturaleza del universo y las proclamó las leyes del destino.»

        Plotino, Enéadas (270 d.C.)

        «Si el Alma del universo se comunica a todos los seres vivos y cada alma particular es una parte del Alma total, entonces si el Alma del universo se dividiera, no se comunicaría a cada uno; pero si es siempre la misma, esto quiere decir que el Alma total será omnipresente: una sola y la misma a la vez presente en muchos. Ya no se pone en cuestión que una sea un alma total y la otra parcial, sobre todo en seres en los que está presente una fuerza equivalente.»

        «Por fin hemos llegado a la esencia: un Alma es fuente de todas las demás almas; estas almas, por muchas que sean y estén contenidas en esta Alma concreta, al igual que la Inteligencia, están, al mismo tiempo, separadas y no separadas; esta Alma que habita en lo supramental es la única expresión o logos que representa la Inteligencia, y de ella toman su origen una serie de razones incompletas e inmateriales, al igual que en la Inteligencia.»

      • [15] Pierre Teilhard de Chardin, El fenómeno humano (1955)

        «Sin excluirse, en ningún caso, lo universal y lo personal (...) están creciendo en una misma dirección y simultáneamente culminan lo uno en lo otro. Entonces, es erróneo buscar la continuidad de nuestra existencia y de la noosfera en lo impersonal. Lo universal–futuro solo podrá ser lo hiperpersonal en el punto omega.»